Regresan los jaloneos al pleno parlamentario

0
139
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza / Mauricio Zapata

Cd. Victoria, Tam.-
La diputada panista, Lidia Martínez López, se levantó de su curul, caminó decidida hasta la mesa directiva del Pleno, y jaló de un hombro a una asesora de la Mesa Directiva, con intenciones de retirarla del área.

La actitud agresiva de la legisladora por Mante provocó el abucheo, a modo de reclamos, de los diputados de Morena, quienes exigían respeto para la funcionaria congresista.

Martínez López había solicitado una moción de orden, apenas en el arranque de los trabajos parlamentarios, para exigir que se retirara a la asesora bajo el argumento de que no tenía nombramiento. Además, en su opinión, estaba impedida para el cargo porque presuntamente le faltó al respeto a una diputada, aunque no ofreció pruebas de ello.

La presidenta suplente de la Mesa Directiva, Magaly Guillermina Deandar, le respondió que en unos minutos le entregarían copia del nombramiento y decidió continuar con los trabajos, pero Martínez y otros panistas, como Carlos Fernández y Luis René Cantú, le exigían que parara la sesión hasta que llegara el documento.

La reynosense optó por ignorarlos a pesar de que la secretaria de la Mesa Directiva, Leticia Vargas, le insistía en que le estaban pidiendo la palabra, lo que agrandó el desorden en el Pleno.

Las cosas se medio tranquilizaron cuando el morenista Luis Alberto Granados llevó a Deandar copia del nombramiento de la funcionaria.

Con ese incidente inició la sesión ordinaria del Congreso del Estado, a las 13:20 horas de este martes.

Superado el enfrentamiento inicial, el morenista Juan Vital Román pidió un receso, presuntamente para que una comisión de legisladores atendiera a un grupo de maestros de inglés que estaban en galerías, mismos que acudían en busca de apoyo para defender sus derechos laborales.

En realidad, lo de Vital fue un distractor, porque el propósito del receso era permitir que la Comisión de Estudios Legislativos sesionara para dictaminar una iniciativa de abrogación de la ley local de Control Constitucional.

Cuando los panistas se enteraron, montaron en cólera. Varios de ellos llegaron hasta la sala donde sesionaba la comisión, y a gritos reclamaron el hecho al morenista Isidro Vargas Fernández, quien presidía los trabajos.

“Esto es una ilegalidad y lo sabes”, gritaba desaforado Luis René Cantú Galván, secundado por Lidia Martínez López y Ángel Covarrubias Villaverde.

De nada sirvieron los reclamos, porque la iniciativa fue dictaminada a favor. A los panistas les dolió el hecho, porque en esa ley de Control Constitucional basaban su esperanza para recuperar la Junta de Coordinación Política, luego de que Morena se las arrebató en sesión extraordinaria el pasado 13 de enero.

Ahora, el PAN tendrá que acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para intentar revertir las reformas a la Ley del Congreso del Estado, con las que Morena lo desplazó de la Jucopo.

Reanudada la sesión, el Pleno puso a votación una propuesta de la Jucopo para designar como secretario general a Juan Lorenzo Ochoa García. La designación fue aprobada sin problema, porque el profesionista “nació” profesionalmente en el Congreso del Estado. Nadie le puso un “pero”.

Los ánimos se volvieron a alterar cuando fue sometida a votación una iniciativa del diputado, Ángel Covarrubias Villaverde, consistente en un exhorto al gobernador, Américo Villarreal Anaya, para que autorice una partida presupuestal que permita regularizar los derechos laborales de alrededor de dos mil 400 teachers.

Desde el área de galerías, un grupo de maestros de inglés desató el escándalo, con gritos de “aportación, aportación, aportación”, con los que reclamaban que les regularizaran su seguridad social ante el Ipsset, que incluye el reconocimiento de su antigüedad laboral para aspirar a una jubilación.

La iniciativa fue aprobada de inmediato y con unanimidad de votos, aunque el morenista Juan Vital Román “calentó” el debate, cuando en un afán de demeritar el logro a Covarrubias, denunció que durante la anterior legislatura los panistas rechazaron una iniciativa similar que presentó la entonces diputada, Edna Rivera López.

“Qué lamentable que un compañero venga a subirse aquí a recriminar lo que se hizo en la anterior legislatura, pero ahorita no los quiso atender. Eso no se vale. Nosotros trabajamos con hechos. Votamos a favor porque ustedes se la han rifado por Tamaulipas”, respondió el panista Edmundo Marón Mansur, dirigiéndose a los teachers.

Después de eso, la sesión transcurrió en paz. El Pleno tuvo que votar dos veces para elegir a Luis Adrián Mendiola Padilla como nuevo comisionado del Itait. Fue el candidato de Morena.