Termina Morena por quitarle control del Congreso al PAN

0
174
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza / Mauricio Zapata

Cd. Victoria, Tam.-
La bancada de Morena le pegó un “madruguete” legislativo al PAN, al abrogar la Ley local de Control Constitucional, bajo el argumento de que se trataba de “un brazo político ejecutor”.

La abrogación del ordenamiento normativo representa un duro revés para los diputados panistas, porque era la vía que iban a utilizar para intentar revertir, de manera rápida, las reformas aprobadas en sesión extraordinaria del pasado 13 de diciembre, con las que Morena los despojó de la presidencia de la Junta de Coordinación Política.

Antes de ser votada durante la sesión ordinaria de este martes, el morenista Juan Vital Román propuso adicionarle al documento un artículo transitorio para establecer que las acciones de inconstitucionalidad y controversias constitucionales radicadas en el Supremo Tribunal de Justicia sean remitidas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El madruguete morenista ocurrió apenas en el inicio de la sesión plenaria celebrada este martes, cuando la presidenta suplente de la Mesa Directiva, Magaly Deandar, decretó un receso de los trabajos legislativos.

Presuntamente el receso era para que algunos diputados atendieran los reclamos de un grupo de maestros de inglés, pero en realidad fue utilizado para que la Comisión de Estudios Legislativos, presidida por el morenista Isidro Vargas Fernández, analizara y dictaminara una iniciativa de decreto para aprobar la ley de Control Constitucional.

Cuando la comisión, integrada en su mayoría por morenistas, estaba desahogando la iniciativa, llegaron los panistas Luis René Cantú Galván, Lidia Martínez López y Edmundo Marón Mansur, además del priista Ángel Covarrubias Villaverde, quienes reclamaron con enojo el engaño.

“Esto es una ilegalidad. Ninguno de nosotros fuimos notificados. Esta reunión estaba programada para cuando termine la sesión ordinaria”, gritaba, molesto, Cantú Galván, al morenista Vargas Fernández

“El receso que se aprobó fue para atender a los maestros, no para estar aquí. Esto es una ilegalidad. No pueden llevar a cabo esta comisión. Estas fuera de la ley”, abundó el panista, a lo cual el presidente de la comisión le respondió con un: “Haz valer los recursos que correspondan”.

En el mismo sentido se pronunciaron Martínez López y Covarrubias Villaverde, pero de nada sirvieron los reclamos porque el dictamen fue aprobado con cuatro votos a favor.

En el apartado de dictámenes de la sesión ordinaria del Pleno, la iniciativa fue aprobada con 18 votos a favor, 12 en contra y cuatro abstenciones.

El diputado de Morena, Alberto Granados, quien presentó la iniciativa, argumentó que es innecesaria la existencia de la ley en el marco jurídico local porque se trata de un brazo político ejecutor.

Además, dijo, contraviene disposiciones de la Constitución Política federal.

La Ley local de Control Constitucional había sido utilizada anteriormente por el PAN para incumplir una resolución del Tribunal Electoral con la que resolvió a favor de Morena la disputa de la Diputación Permanente elegida en junio del año pasado.