julio 13, 2024
Publicidad
marzo 4, 2023 | 207 vistas

Alfredo Guevara / El Diario Mx

Cd. Victoria, Tam.- El Partido de la Revolución Democrática (PRD), mostró confianza de que el “Plan B” de la reforma electoral, circunscrito en reformas a por lo menos cuatro leyes secundarias, sea rechazado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El representante del PRD ante el Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam), Jorge Sosa Pohl no descartó la posibilidad de que hasta posiblemente sea vetado por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, al haber cambiado por los legisladores, disposiciones que no las avala.

Insistió en que el “Plan B” de la reforma electoral no pasará, producto de la misma presión ciudadana, inconforme porque no se le tomó en cuenta para este tipo de medidas que atentan contra un organismo democrático que ha permitido la alternancia en el poder como el Instituto Nacional Electoral (INE).

“Es una opinión que no se analiza, que no se discute y sobre todo, por el trasfondo que pudiera venir más adelante”, aseveró.

Dejó en claro que el PRD no defiende el salario que perciben los consejeros electorales del INE, de sus funcionarios como tampoco del presupuesto que ejerce cada año.

Lo que sí consideró inoportuno, es el contenido de algunas propuestas que contiene el “Plan B”, como lo ilógico de desaparecer las diputaciones por el principio de representación proporcional, (pluris), no por la forma, sino porque puede disminuir el número.

Recordó que la figura de legisladores plurinominales, surgió por una sobre representación que en su momento tuvieron partidos políticos como el Revolucionario Institucional, que con un 40 por ciento de la votación, alcanzaba un 60 por ciento de los diputados.

Dijo ser de la idea, de que se implemente un sistema de elección similar al de otras naciones, donde según la votación, aun perdiendo en una elección, si le corresponde diputados a un partido político, que sea a quienes hayan tenido más sufragios en sus respectivos distritos.

Sosa Pohl, dijo estar convencido que el “Plan B” no tendrá el respaldo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Comentarios