junio 19, 2024
Publicidad
marzo 20, 2023 | 218 vistas

Rogelio Rodríguez Mendoza..-

Cd. Victoria, Tam.-
Las denuncias por presunto acoso en contra de alumnas de secundaria, preparatoria y universidad, pueden ser una arma de doble filo, ya que si bien se deben de investigar se puede inculpar a inocentes, y ambas partes quedan marcadas de por vida, consideró Miguel Tovar Tapia.

El presidente de la Asociación Estatal de Maestros y Padres, admitió que se trata de un tema que amerita seriedad, pero dijo “existe la duda de que algunas manifestaciones sean de alumnas que por una situación de desquite por malas notas académicas recurren a este tipo de situaciones”.

Añadió “para saber cuál es la verdad debe investigarse con mucha seriedad para deslindar responsabilidades y si se logra confirmar se apliquen sanciones correspondientes”.

La semana pasada, alumnas de varios planteles académicos colocaron tendederos en los que exhibían a alumnos y maestros, acusándolos de acoso sexual, y argumentando que nadie las protegía ni se castiga a los supuestos

Tovar Tapia insistió en que “»Debe de existir una denuncia, integrarse una carpeta de investigación para que se determinen las cosas tal y como son; podemos ver que por un lado puede haber razón, pero por otro también hay que ver si una parte está mintiendo o está haciendo parte de difamación a la otra».

El líder de los Maestros y Padres de Familia de Tamaulipas, expuso que las clases de Educación Sexual han permitido a las alumnas identificar este tipo de agresiones, lo que ha disminuido la incidencia.

Subrayó que muchas de las acusaciones se quedan en el área administrativa de la Secretaría de Educación, razón por lo cual los maestros solo son cambiados de escuela y evaden las sanciones penales.

“Por un lado de los maestros se han dado algunas actitudes inapropiadas y resuelve la SET cambiándolos de centro de trabajo, pero la investigación que se hace no siempre arroja resultados que todo mundo desea”, declaró.

Finalmente dijo “hay que ser muy cuidadosos porque son temas delicados donde de entrada se etiqueta o quedan estigmatizadas ambas partes, como lo es el maestro, como lo es el alumno, y la verdad, es que no sabemos cuál será la versión real”.

Comentarios