febrero 27, 2024
Publicidad

Endurecen las penas para quien reclute a menores para delinquir

agosto 10, 2023 | 156 vistas

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
Penas de 15 y hasta 30 años de prisión podrían imponerse en Tamaulipas a quienes recluten menores de 15 años de edad para incorporarlos en actividades delincuenciales.

Lo anterior, en caso de que el Congreso del Estado apruebe una iniciativa de decreto presentada por el diputado de Morena, Humberto Prieto Herrera.

Cuando el reclutado sea menor de 18 años de edad la pena será de 10 a 20 años de prisión, pero si se trata de un menor de 15 años, la sanción será de 15 y hasta 30 años.

Para ese propósito, el reynosense plantea reformar los artículos 192 y 196 del Código Penal del Estado.

Así, la propuesta es establecer en el artículo 196 penas de 10 a 20 años de prisión y multa de mil a 20 mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), “a quien reclute, utilice, obligue, coaccione o incite a una o varias personas menores de 18 años para cometer cualquiera de los delitos contenidos en este Código; así como a participar, con o sin su consentimiento, en actividades o tareas que resulten en beneficio de la asociación delictuosa. El consentimiento dado por la persona menor de 18 años no constituirá causal de exoneración de la responsabilidad penal”.

El mismo numeral define tres causales que agravan el delito y aumentan su castigo hasta en una mitad.

“1.-Cuando la víctima se trate de persona menor de 15 años cumplidos; 11. Cuando el delito sea cometido por persona con la que la víctima tenga o haya tenido una relación de parentesco, sentimental, afectiva o de confianza; y 11 1. Cuando el delito sea cometido por persona servidora pública en ejercicio de sus funciones, y cuando se cometa contra niñas, niños o adolescentes en condiciones de orfandad, violencia familiar, discapacidad, pobreza extrema, situación de calle, migración, pertenezca a una comunidad indígena o haya sido previamente víctima de algún delito”.

El legislador por Reynosa advirtió la necesidad urgente de incluir esa conducta delictiva dentro del Código Penal, como ya lo hizo recientemente el estado de Hidalgo.

Explicó que el hecho es necesario porque el reclutamiento de menores de edad por parte de la delincuencia se ha convertido en un problema muy grave que es necesario atacar. Por lo general los utilizan para que hagan tareas de “halconeo” (vigilancia de las autoridades); secuestro y sicariato, entre otras.

De acuerdo con el Observatorio Nacional para la Prevención del Reclutamiento de Niñas, Niños y Adolescentes por parte de la Delincuencia Organizada (ON), el reclutamiento de niñas, niños y adolescentes ha sido utilizado, originalmente, en contextos de conflicto armado internacional y no internacional, práctica que, en los últimos años, ha sido imitada por los grupos de la delincuencia organizada.

“Ya en 2011 la Red por los Derechos de las Infancias estimaba que la delincuencia organizada utilizaba menores para perpetrar, por lo menos, 22 tipos de conductas delictivas”, refirió.

La ON precisa que existen dos tipos de reclutamiento. El forzado, que es aquel que consiste en que una o varias personas de la delincuencia organizada, mediante formas de violencia física, psicológica y económica, o conductas delictivas, captan a los menores; y el no forzado que ocurre sin violencia y generado por engaño, oferta económica y de empleo, protección, imitación, entre otros.

El Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM considera que los factores que incentivan la proliferación del fenómeno son  la pobreza y marginalidad de muchas familias que viven en zonas violentas, así como la deserción escolar y la baja provisión de servicios por parte del Estado.

Además, los grupos delincuenciales recurren a los menores de edad porque por saben que al no poder ser juzgados como adultos en caso de ser detenidos no se les castigará con severidad.

Comentarios