diciembre 10, 2023
Publicidad

Queda agua para un año

septiembre 14, 2023 | 132 vistas

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
A pesar de la sequía y el bajo nivel que mantiene la presa Vicente Guerrero, la Capital del estado tiene garantizado el abasto de agua para lo que resta del 2023 y los primeros meses del año próximo, aseguró Jaime Gudiño Zarate, director del organismo de cuenca Golfo Norte, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Explicó que anualmente las necesidades de consumo de los victorenses son de 27 millones de metros cúbicos por año, y la disponibilidad actual es de 422.80 millones de metros cúbicos.

“El volumen almacenado en la presa, en estos momentos, permite asegurar agua suficiente para atender la demanda de la ciudad por lo que resta del año y los primeros meses del 2024”, indicó.

Aclaró, sin embargo, que si el nivel del vaso se llega a ubicar por abajo del siete por ciento de su capacidad, se podrían presentar problemas para el rebombeo por la ubicación del cárcamo.

“Actualmente el nivel de almacenamiento es de un 10.8 por ciento, pero si llega por abajo del siete por ciento habría que hacer maniobras para el rebombeo”, señaló.

Ese riesgo dependerá de que no llueva lo suficiente durante los siguientes meses.

“Por ejemplo, septiembre siempre ha sido el mes más lluvioso del año, pero ya van casi 15 días y no ha llovido nada, aunque hay buenos pronósticos para el fin de semana. Esperemos que las cosas mejoren, pero sí dependemos de la naturaleza”, indicó.

Lo más que ha descendido el nivel de la presa es al siete por ciento, en 2001.

No obstante, la condición crítica de la presa Vicente Guerrero obligará a mantener la no autorización de agua para el riego del Distrito 086 de Abasolo.

Para garantizar el plan de riego de las casi 40 mil hectáreas que se siembran se requieren de 240 millones de metros cúbicos, por lo que será imposible garantizar esa agua a los agricultores.

“Estaremos atentos a las condiciones de lluvia que se presenten en lo que resta del mes de septiembre, pero si no llueve lo suficiente para escurrirle agua a la presa, entonces no habrá agua para riego agrícola”, indicó.

Explicó que el primero de octubre es cuando se debe determinar la disponibilidad de agua para el riego de las 40 mil hectáreas, pero reiteró que bajo las condiciones actuales lo más probable es que no se vaya a autorizar la entrega del líquido.

Comentarios