julio 25, 2024
Publicidad

Reiteran el llamado: cuiden el aguinaldo

diciembre 11, 2023 | 92 vistas

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
Las fiestas de fin de año y Navidad pueden dar un golpe fuerte a la economía familiar, por lo que la principal recomendación es no excederse en los gastos y planear a partir de un presupuesto, sobre todo en lo que se refiere a las cenas de ambas fechas, comentó Rogelio Mata Delgado.

El representante de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en Tamaulipas añadió que ese ente ha realizado estudios de mercado sobre el costo promedio de los principales ingredientes, a nivel nacional.

“Desde luego que las cenas de Navidad y Año Nuevo son tradiciones que se mantendrán, además de otras como el intercambio de regalos, por lo que se debe tener una perspectiva sobre lo que se pretende cocinar o comprar ya elaborado”, comentó.

En ese sentido, detalló que el estudio arrojó que el costo promedio del kilo de lomo de cerdo es 114 pesos, de pavo es de 108 pesos, bacalao noruego desmigado 198 medio kilo, pollo entero 178, camarones 290 medio kilo.

También están los romeritos a 40 pesos kilo, mole rojo 250, papa 49, zanahoria 35, nuez 59, naranja 30. En lo que respecta a las bebidas alcohólicas, el costo aproximado por botella es 195 pesos.

Ahora bien, si tiene pensado preparar un ponche, el costo de sus ingredientes oscila en el caso de la manzana 55 pesos, guayaba 43, tejocote 50, caña 35, ciruela pasa 91, tamarindo 90 y Jamaica 210 pesos por kilo.

“Se estima que cinco de cada diez mexicanos preparan la cena desde cero, mientras que uno de cada diez pide comida a domicilio; asimismo, el 72 por ciento celebrarán en casa”, expuso.

Mata Delgado puntualizó que como se ha hecho en otras fechas, “las recomendaciones son crear un presupuesto para celebrar sin afectar las finanzas; comparar precios y anticipar las compras para que el dinero rinda durante estas fiestas, pues generalmente los precios aumentan al acercarse la celebración, pero sobre todo no convertirse en Santa Claus”.

Comentarios