mayo 29, 2024
Publicidad

Cómo cuidar la piel a partir de los 40: claves y consejos para mantenerse joven

marzo 14, 2024 | 63 vistas

Con el paso de los años, la piel se deteriora y requiere un cuidado mayor. Esto sucede como consecuencia de que la dermis pierde luminosidad y elasticidad, surgen las primeras arrugas o líneas de expresión e incluso pueden apreciarse las primeras manchas que han ido asentándose en la piel con el transcurso del tiempo.

La cuarta década, muchas veces, trae con ella el miedo inevitable de comenzar a ver cómo los efectos del tiempo y la gravedad se vuelven reales, pero que todas las mujeres intentamos borrar por todos los medios que conocemos, y los que no.

Es por ello que los especialistas recomiendan que, para lucir una piel sana y firme, es imprescindible llevar a cabo una rutina facial que pueda combinarse con tratamientos específicos para la piel. Esta rutina debe estar apalancada por ciertos productos que sí o sí es necesario tener.

Si estás pensando en comprar kit de productos de belleza, aquí una lista de los imprescindibles más algunos consejos esenciales para hacer que tu piel nunca deje de brillar.

Incluir en la rutina la doble limpieza facial

Ls expertas recomiendan incluir dentro de la rutina de belleza una limpieza facial diaria, ya que ayudan a abrir los poros, recuperar la frescura y eliminar la suciedad acumulada. Lo ideal es aplicar primero un aceite facial ya que es lo que mejor disuelve los restos de contaminación y la crema con protección solar. El segundo paso se puede realizar con un gel limpiador para terminar de arrastrar las impurezas y la suciedad con base acuosa como el sudor.

Incrementar el consumo de vitaminas C y A

as

Incorporar alimentos que sean fuentes de vitaminas C y A es fundamental para conservar la piel tersa después de los 40. Según estudios, la vitamina C tiene un efecto antioxidante que minimiza el impacto de los radicales libres sobre los tejidos. Asimismo, ayuda en la síntesis del colágeno y le proporciona firmeza y elasticidad al rostro.

Por su parte, la vitamina A también participa en la síntesis de colágeno y ha demostrado ayudar a prevenir los síntomas del envejecimiento cutáneo.

Incorporar un kit antiaging

as

Vale aclarar que a los 40 años ninguna mujer es vieja, pero es real que el paso del tiempo empieza a quedar en evidencia más rápido por lo que se necesita frenarlo, también, de forma más rápida. Una de de las formas de evitarlo es incorporar un antiaging skincare kit.

Estos kits contienen productos centrados en devolver la juventud al rostro y cuerpo y disimular el proceso de envejecimiento a través de la reducción de manchas y arrugas, mejorando la calidad de la piel aportando luminosidad y elasticidad. La mayoría de estos kit contienen sérums, cremas anti-arrugas y tónicos faciales.

Consumir abundante agua

En todas las etapas de la vida, beber abundante agua es esencial para la salud. No obstante, al llegar a los 40 es necesario aumentar su consumo; en especial, cuando no se hace de forma regular.

Además de la hidratación externa, la interna resulta vital para que la piel se vea revitalizada. Es por ello que se recomiendan consumir al menos 2 litros diarios pra ayudar a la piel no solo a que recupere su elasticidad, sino que obtendrá mayor firmeza y luminosidad.

Utilizar tratamientos específicos para tratar las arrugas

Las arrugas son uno de los signos que más delatan la edad. A partir de los 40, disminuye mucho el colágeno y por eso el cuidado de la piel del rostro debe ser más específico. Se pierde vitalidad en el rostro y luminosidad y, además, tiende a resecarse. Por ello, deberás elegir una crema de día con una textura más rica, para compensar la menor secreción de lípidos a causa de la edad.

También deberás utilizar cremas específicas para algunas zonas como el contorno de ojos y aplicar antiarrugas por las noches con vitamina A, ácido hialurónico o retinol.

Practicar ejercicios faciales

Pronunciar las vocales en voz alta, inflar las mejillas o parpadear rápido son ejercicios faciales simples que pueden ayudarte a mantener los tejidos firmes y elásticos.

Puedes consultar con tu dermatólogo cuales son los más recomendables y establecer una rutina diaria. Poco a poco, notarás los primeros resultados.

Hace tiempo que a la edad no la definen los años, sino la forma de vivir de cada persona. Es por eso, que cumplir 40, no implica el fin del mundo. Por el contrario, es el inicio de una etapa maravillosa en la que puedes sentirte más linda que nunca.

No es demasiado tarde para empezar a cuidarse. Puede que haya efectos que ya no puedas revertir, pero aún así, tú cutis estará mucho más luminoso y bonito. Solo tienes que mimarlo y darle la oportunidad de brillar.

Comentarios