mayo 18, 2024
Publicidad
marzo 25, 2024 | 80 vistas

Arnulfo Mata Huerta

Mientras que en las tribunas del parque deportivo del ejido La Soledad había alegría entre padres de familia, en el diamante se daba una feria de batazos de todos calibres.

Sacando la mejor parte los visitantes que foguearon con ganas la de “cuero de caballo”.

Y es que el pitcheo de los Bravos fue muy controlado, pero les faltó atención en el cuidado de los corredores logrando los marqueteros infinidad de robos de bases.

A pesar de las llamadas de atención del Profe Lara, los serpentineros no lograban entender las indicaciones de su manager.

El único que estuvo a la altura fue Dilan Pérez, incluso recetando tremendo “chocolate” al cuarto bate Erikson Barajas

Este pelotero fuerte como un roble y magnífico juego de muñecas se le augura un buen futuro, pues tiene hechura de gente grande, pero esto es otra historia.

En el primer juego del pasado sábado a mañana y tarde estuvieron en el cerrito de los disparos por los visitantes Ángel y Emiliano Hernández y en el segundo el mánager Dany Llanas y su auxiliar Enger Jiménez les entregaron la pelota a Johajan Cabrera, Rafael Ibarra y Enrique Serna, todos cumplieron al pie de la letra con su encomienda.

Cabe señalar que esta serie de beisbol juvenil se llevó a cabo gracias al interés del Profe Marcos Palomares Alfaro y el apoyo moral del ingeniero Chano Ibarra Linares, actual presidente de la Liga Linares, A.C.

Excelente trabajo del cuerpo de ampáyeres integrado por Adir Alberto Cedillo Maldonado y Mauricio Ortiz Ponce, auxiliados por el propio promotor deportivo Marcos Palomares Alfaro.

Esta jornada de “pelota caliente” es como parte de un proyecto que trae en carretera el Profe Palomares Alfaro, esperando pronto tenga el resultado anhelado pues se trata de rescatar el potencial humano que hay el corazón de Tamaulipas.

Pero cabe señalar por considerarlo de gran importancia, porque el beisbol es un deporte de sorpresas y jugadas increíbles, que la defensiva marquetera realizó un triple play.

Bravos en pleno ataque estacionó corredores en primera y segunda sin out.

De turno al bate el pequeñín Daniel Juárez, quien tratando de colocar a sus compañeros a tiro de anotar, intentó planchar la bola, pero le salió corto el globo que atrapó el pitcher, lanza a segunda, donde asiste el campo corto, pisa la colchoneta y manda trazo a primera porque los corredores en jugada de doble robo con toque de pelota, salieron rápidamente, pero dicha acción, bien intencionada por el pequeñín Danielito no surtió efecto, ejecutándose la triple jugada por la ruta 163.

Así se cumplió con la primera parte del anhelado proyecto del Profe Palomares Alfaro.

Comentarios