mayo 19, 2024
Publicidad

Vacaciona de forma ecológica

abril 17, 2024 | 98 vistas

Agencias

La creciente preocupación por cuidar el medio ambiente ha hecho que el turismo sustentable crezca cada día más entre los viajeros mexicanos. Para este tipo de paseantes, el lujo no sólo significa hospedarse en resorts de ensueño, sino también en alternativas ecológicas que les permitan estar en contacto con la naturaleza.

Los lugares que rinden tributo a la Tierra y al descanso total se han convertido en los favoritos de un gran número de turistas; santuarios verdes, paraísos de wellness, talleres de conservación, diseño local, farm to table, energía renovable y una inmersión en la historia del destino permiten entregarse a la serenidad sin culpa en los hoteles eco-friendly del país.

Por esta razón, aquí te dejamos cuatro recomendaciones de hospedaje:

CASA BAUTISTA (SIAN KA’AN, RIVIERA MAYA)

En una selva de palmeras tocadas por el viento, frente al Caribe turquesa, brota un refugio que se derrite con el paisaje de la reserva Sian Ka’an, como la mayor expresión de “barefoot luxury”. El lugar se materializa en un sueño tallado por ebanistas locales e inspirado en el modernismo brasileño y jardín surrealista de Edward James.

Esta casa de energía solar y eólica, frente a la laguna de Campeche y playa privada, estará dedicada a tu disfrute total con un concierge y house manager, relajación profunda con masajes, clases de yoga y, claro, los ingredientes más frescos del mar preparados por el chef del lugar.

VERANA (YELAPA, JALISCO)

Cuando una pareja dejó L.A. para construir su nuevo hogar, con materiales y decoración locales, enclavado en la jungla de Cabo Corrientes (a donde sólo podrías llegar en barco y mula), su idea paradisíaca se convirtió en diez casas sin paredes y regaderas al aire libre. Las vistas al mar no es lo único que protagoniza una pausa revivificante lejos del mundo: cascadas, una biblioteca al aire libre, paseos en panga a islas cercanas, ballenas, noches con el sonido del viento, sesión de spa o empezar el día con un pan recién salido del horno de su menú de comida local orgánica, son algunas de las cosas por las que vale la pena.

CAMPERA (SAN MIGUEL DE ALLENDE / VALLE DE GUADALUPE)

Los predilectos para una escapada romántica también son la sensación de los viajeros conscientes. Los llaman hoteles burbuja y son domos trasparentes que borran la separación entre comodidad y naturaleza. Entre los viñedos del Valle de Guadalupe o San Miguel de Allende te sentirás en una nave espacial bajo una lluvia de estrellas. Sus diez burbujas, con todas las comodidades de una habitación de hotel (incluso jacuzzi), fueron diseñadas en Francia con materiales de alta calidad. Además de catas de vino, cenas al atardecer, la Playita Beach club o croquet, en la zona hay una gran cantidad de bodegas y restaurantes locales para visitar en los alrededores.

EXPEDICIONES VERDES (JALCOMULCO, VERACRUZ)

Para las familias que se encuentran en constante búsqueda de experimentar la naturaleza llena de adrenalina, este resort construyó un concepto de hospedaje tipo safari para ofrecer la comunión entre amanecer en relajación total y perseguir la aventura. En este resort eco turísitico es la mejor forma de animarse a actividades que parecerían fuera de tu alcance. Con guías certificados, todos están invitados a rappel en cañones, descenso de ríos, tirolezas sobre copas de árboles de mango, gotcha en un bosque tropical, trecking… no habrán días suficientes para disfrutar.

CUATRO CUATROS (ENSENADA, BAJA CALIFORNIA)

Para los foodies, las experiencias culinarias top están entre viñedos y mar. Hay suites, pero la verdadera experiencia son las tiendas de glamping (sencillas y dobles) inmersas en uno de los puntos de la Ruta del vino, que tiene su carta para maridar con mariscos y la cocina de la región en su terraza Bar Bura, en la bahía Salsipuedes. Para los que prefieren mezcal, Tahona es un barco de madera varado en el campo de comida oaxaqueña. No olvides planear y reservar con tiempo las catas y degustaciones. Además de consentir tu piel y espíritu con wellness, no puede faltar la emoción en tu viaje con actividades extremas.

Comentarios