julio 20, 2024
Publicidad
julio 10, 2024 | 141 vistas

CIUDAD DE MÉXICO, julio 10, (Agencias)

Sabemos que la piel es el órgano más grande del cuerpo y el que más sufre por factores externos. Por eso, es completamente normal que a veces se irrite en su intento de protegernos.

Algunos de los síntomas que nos hacen saber que la piel se irritó son la comezón, resequedad, enrojecimiento y en algunos casos, ampollas y quemaduras. Mismos que suelen ser más comunes durante verano debido a las altas temperaturas.

Y es que durante esta temporada estamos más expuestos al sol, a los químicos de las albercas, al sudor, etc. Por eso, es súper importante que le demos un cuidado extra a nuestra piel para evitar este tipo de problemas; aunque lo primordial es entender qué podría estarlo causando.

Alergias

La primera causa y la más común son las alergias. Hay algunas personas que tienen alergias cutáneas al tener contacto con el sol, el pasto, el cloro o incluso con algunos productos de cuidado de la piel.

Estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad se manifiestan de diferentes formas en el cuerpo. Puede ser en dolor de estómago, contractura en la espalda y en muchos casos, irritación en la piel. Los lugares más comunes para este tipo de irritación son el cuello, los brazos y la cara.

Cambios de clima extremos

¿Has notado cambios en tu piel cuando estás en lugares de mucho frío o de mucho calor? El frío tiende a secar mucho la piel haciendo que se irrite por la falta de humedad, mientras que el calor puede causar quemaduras y enrojecimiento.

Uso de productos demasiado fuertes

Es muy importante tener una rutina de skincare adecuada para tu tiempo de piel, ya que existen muchos ingredientes y activos que pueden causar irritación en la piel si se usan de forma incorrecta o durante mucho tiempo.

Ahora que ya sabes qué podría causar irritación en tu piel, te diremos cómo puedes llegar a calmar los síntomas.

1.- Hidrata: Como uno de los signos principales de la irritación es la resequedad, es súper importante hidratar la piel constantemente para evitar este problema. Si lo que buscas es calmar la piel irritada, opta por una crema espesa.

2.- Protección solar: Este es un paso básico para cualquier rutina, especialmente en verano. El daño solar puede causar quemaduras o empeorar la piel que ya sufre de irritación, por lo que sin duda será tu mejor aliado.

3.- No uses ropa demasiado ajustada: La ropa ajustada muchas veces puede causar irritación, especialmente para las personas con pieles sensibles. Evita las telas ásperas y mejor opta por materiales suaves como el algodón o la seda.

4.- No te rasques: Sabemos que uno de los signos principales de la irritación es la comezón. Sin embargo, es súper importante que evites rascarte ya que esto sólo empeorará el problema, causando descamación y más enrojecimiento.

5.- Cuidado cuando te depiles: Cuando te rasures o te hagas depilación con cera, es importante que antes hagas una exfoliación para que el vello se debilite y la depilación no sea tan agresiva. Usa los productos adecuados y después hidrata la zona correctamente.

Comentarios