mayo 20, 2024
Publicidad
Felipe Martínez Chávez

El adiós al pasado: AVA

febrero 25, 2024 | 174 vistas

Felipe Martínez Chávez

 

“Le dijimos adiós al pasado”, fue una de las frases rotundas del Gobernador Américo Villarreal al comentar ante las fuerzas vivas de Tamaulipas su Segundo Informe, que momentos el Secretario General, Héctor Villegas González, había entregado a los diputados.

En efecto, adiós a las prácticas corruptas del pasado porque ya no se cobran “moches”, ni “el 30” por adelantado en contratación de obras y servicios, ni se han pedido préstamos bancarios en 18 meses de gobierno.

No “vuelta a la página” porque las malas artes de los atracadores no pueden quedar impunes. Tarde que temprano caerán al banquillo, si no es en esta administración será en el “segundo piso” que comienza en 2028, cuando el chilango Barrios Mojica haya regresado a su lugar de origen.

Por cierto, a Don Irving se le vio muy “mansito” en el Polifórum al lado de los integrantes del gabinete. Como que quiere entrar al aro pero le da pena, o le tiene miedo a su patrón.

La representación presidencial recayó en Miguel Ángel Maciel Torres, un ingeniero petrolero que maneja la secretaría de Energía. Trabajó para Pemex por 32 años. No pudo venir López Obrador como lo había dicho.

“El humanismo -tamaulipeco- llegó para quedarse” después de 30 años de liberalismo, fue otro de los comentarios centrales de Américo.

Así lo registra la historia contemporánea. El ser humano como centro de atención del poder se extinguió con el Gobernador Américo Villarreal Guerra. Después vino “el modelo neoliberal”, los instrumentos del capitalismo salvaje como Tomás, Egidio y Pancho Javier, la corrupción andando.

Para que mejor se entienda, como lo refirió médico victorense, esos que privilegian “como un Dios al dinero”, en detrimento del humanismo como bienestar y desarrollo social con valores, justicia y honestidad.

En resumen, aunque no lo dijo él, fueron gobiernos corruptos.

Aquel Américo -ingeniero civil- fue el último que concedió audiencias a Juan de la calle, a cualquier hora y donde se hallara, mismo que se retiraba de Palacio de Gobierno a la una o dos de la madrugada.

AVA habló por espacio de dos horas 15 minutos en que fue interrumpido con aplausos en 38 ocasiones, las más prolongada cuando se refirió a la acción del DIF que, también por primera vez en la historia, es dirigido por una doctora humana, su esposa.

Otro momento de aplausos cuando mencionó el derrumbe del “monumento a la corrupción”, o el “puente roto” como bautizó la voz popular al armatoste elevado en carretera Altamira-Victoria- que, si acaso funcionó, fue por 25 días, cuya obra fue adjudicada a un “distinguido panista”.

En su lugar está por terminarse el “Puente de la Esperanza”, moderno y funcional y que no costará más vías humanas.

En este segundo informe, Américo mencionó 857 acciones de gobierno realizadas y tres obras hidráulicas que son y serán referentes de su administración: La segunda línea del acueducto en Victoria, la conducción de seis metros cúbicos por segundo desde el Pánuco hacia las presas Vicente Guerrero y Marte R. Gómez, y el Puerto del Norte (Matamoros).

Igual cambios en el formato. Los honores a los Símbolos Patrios corrieron por primera vez a cargo de la banda de la Secretaría de Seguridad Pública y no del Ejército Mexicano.

La escolta del Estandarte -Escudo de Armas- de Tamaulipas estuvo integrada por varones -no mujeres- uniformados con la tradicional cuera tamaulipeca.

En el curso del Informe el ejecutivo dio paso a tres videos alternando temáticas de su mensaje, para luego él retomar la palabra con explicaciones y pocos números (fríos).

Antes de entrar al Polyfórum, AVA y su comitiva develaron lo que es el Monumento al Bicentenario de Tamaulipas como entidad federativa.

Asistieron todos los alcaldes, hasta los panistas como Jesús “Arabe” Nader, de Tampico, que dieron sus opiniones sobre el informe que acababan de escuchar.

Carlos Peña Ortiz, de Reynosa, dijo que desde que llegó Américo hay cambio drástico en las relaciones con el gobierno, “más apertura con los municipios”, obras y coordinación de acciones como la policía de proximidad que en plan piloto acaba de entrar en operación en esa frontera.

Los panistas no invitaban, ni a sus giras, a los ediles que llegaron por partido contrario. Ahora participan en conjunto con inversiones, como ese proyecto de transformación de la vieja refinería de Pemex en Reynosa.

Si hablamos de panistas, hay quienes afirman que Félix “Moyo” (como le gusta que le digan) García renunció a la precandidatura del PAN por el I distrito, Nuevo Laredo, por tener la seguridad de su derrota frente a Carlos Canturosas Villareal, de Morena.

Otros afirman que es convenenciero. Prefiere no gastar porque va en el lugar número uno de la planilla de Yaheel Abdala Carmona por la presidencia. Si ella pierde, como parece, él será el único ganón (plurinominal) con un el sueldo mensual más alto que el de un diputado local.

Fue sustituido por Manuel Canales Bermea, ex diputado local que recibe hasta puñaladas nada más que no sean tan profundas.

Luego seguimos.

Comentarios