junio 19, 2024
Publicidad
Melitón Guevara Castillo

Las cuentas públicas

mayo 25, 2023 | 412 vistas

Melitón Guevara Castillo

El Congreso Local, así como el Federal, tienen la facultad de aprobar el presupuesto anual. En el caso de Tamaulipas, del Estado, los Municipios, así como de otras entidades de la administración pública. Y, en consecuencia, también tienen la facultad de revisar y aprobar sus cuentas, es decir, que el presupuesto se haya aplicado de manera correcta. Este proceso es parte de la rendición de cuentas formales, obligadas, puesto que usan recursos públicos y la sociedad tiene el derecho de saber cómo se aplicaron.

En la práctica las cuentas públicas tienen la función de rendición de cuentas; sin embargo, desde el punto de vista político, el gobierno estatal en turno las ha usado para presionar, o chantajear, al Presidente Municipal en turno. Eugenio Hernández, por decir, provoco que no se aprobaran las cuentas de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Reynosa; y este en su momento como gobernador, hizo lo mismo con Maki Ortiz.

 

USO POLITICO.

En el sexenio pasado las acciones para doblegar al enemigo fueron fuertes, contundentes. Y como ejemplo para lograr su propósito fue conocido el caso de Samuel Urbina Rodríguez, que fue Presidente Municipal de San Carlos en el periodo de 2005-2007. Y, sin embargo, fue hasta diez años después, en 2017, cuando es detenido por el delito de peculado: le achacan que no comprobó 1 millón 217 mil 375 pesos. Se entiende que se comprobó su delito, quizá por azar, que el Auditor encontró su caso, lo turno y fue detenido.

A todas luces fue un caso para ejemplificar lo que podía sucederle a otros exalcaldes de extracción priista. Fue notorio al momento que se realiza el proceso de elección interna intermedia: allá en el altiplano los candidatos panistas fueron arropados por exalcaldes que, hagan de cuenta, de manera tumultuaria se dieron cuenta que los mejores candidatos, en ese momento, eran los panistas. En Padilla, por ejemplo, fue sorpresivo ver a Arsenio Castillo y en Jaumave a José Gudiño Cardiel.

 

ENEMIGO DE LA 4T.

Jorge Espino Ascanio es el ingeniero electricista que acompaña al exgobernador desde que fue Presidente Municipal de Reynosa. Por eso, no extraño, sorprendió que, dadas las andadas de complicidad, fuera impuesto como Auditor Superior en la entidad en el sexenio pasado. Las complicidades sirven para la corrupción y evadir la justicia. Por eso, en este sexenio, los diputados le pidieron 42 expedientes de cuentas que fueron aprobadas fast track en su momento, entiéndase, por los diputados panistas.

La 4T de AVA no ha logrado sacudirse a las herencias panistas, entre ellos al Auditor Superior como al Fiscal General y al Fiscal Anticorrupción. Como por esa vía no logran nada Úrsula Salazar y correligionarios morenistas, pensaron que revisando esas cuentas pueden encontrar elementos para poner a templar a la tropa panista. Sin embargo, Jorge Espino se fue por la tangente, los burlo, que no tiene los expedientes, que tiene que armarlos…. Pero ya fueron aprobados.

 

ELEMENTOS DE PODER.

¿Qué ha sucedido con el equipo de AVA? No ha sido capaz de desmantelar las herencias del pasado, que interfieren en la capacidad de gobierno; ganaron, inicialmente la mayoría del Congreso y la perdieron; han intentado nulificar al Fiscal General, como al Fiscal Anticorrupción y, tampoco, han logrado remover al Auditor Superior. Por eso, ahora intentaron acalambrar a los panistas, exalcaldes, con las cuentas públicas. Y nada, todo hace indicar que el Auditor les va a jugar el dedo en la boca.

La 4T, así como van las cosas, difícilmente va a cuajar. Una y mil veces se ha dicho, se ha escrito, que los alcaldes morenistas de Madero, Tampico, Reynosa, Nuevo Laredo, por mencionar unos cuantos, no se sienten arropados, identificados con el gobierno estatal. Y así, como están las cosas, en la próxima elección pueden, no jugar las contras, pero tampoco dar el apoyo justo y necesario. Y, la cuestión, es que el gobierno no tiene herramientas, elementos, como sucedía antes para presionarlos, para negociar. para eso servían las cuentas públicas al gobernador en turno… solo falta que le sirven al anterior.

 

PRESIONAR Y NEGOCIAR.

Las cuentas públicas son elementos para la rendición de cuentas, para que la sociedad se entere como se gastó el dinero público; en la práctica, son un instrumento de poder, que sirve para presionar y negociar apoyos o colaboración. Tal y como lo hizo el gobierno anterior con algunos exalcaldes. Mientras la 4T no tenga, digamos, al 100 el control y ejercicio del poder, difícilmente puede gobernar con calidad y eficiencia: hagan de cuenta que el Ejecutivo, AVA, está solo, no tiene colaboración de los otros poderes.

 

 

 

Comentarios

MÁs Columnas

Más del Autor

Familia: Papá e hijos

Por Melitón Guevara Castillo

Noticias generacionales

Por Melitón Guevara Castillo

Balance electoral

Por Melitón Guevara Castillo