julio 19, 2024
Publicidad
José Inés Figueroa Vitela

Parque Jurásico

septiembre 6, 2023 | 312 vistas

Tal vez si ARNULFO RODRÍGUEZ luchara contra las aviadurías que tienen congelada la asignación de más recursos; contra el tráfico de influencias que desplaza el derecho a más horas, mejores plazas e ingresos, a quienes con su experiencia y preparación se lo han ganado; si reclamara el ausentismo, la simulación en el trabajo, algo aportaría a sus representados y a la educación pública.

Su irresponsabilidad de sacar a los maestros a la calle, para dejar abandonados a niños y jóvenes en su educación, no solo trasgrede el desarrollo cognitivo de las nuevas generaciones y la vida cotidiana de los padres de familia.

Igual genera caos que afecta las actividades productivas, económicas y sociales de quienes en mala hora tienen que pasar por donde andan estorbando.

Lo hace, con argumentos fabricados a modo.

Desde el primer momento el gobernador AMÉRICO VILLARREAL los convocó al diálogo; ¿cómo que por qué no hay diálogo suspenden la clases para provocarlo?: ahí está la convocatoria del único con quien pueden entablarlo.

¿Del pliego petitorio?

Punto por punto, la Secretaría de Educación les respondió lo qué se ha estado haciendo, en cada caso, ciertamente, en un esfuerzo para remontar el enorme rezago dejado por el pasado sexenio, cuando no hubo manifestaciones ni reclamos.

Lo que compete a la instancia nacional, solo allá se resolverá, pero la Secretaria LUCÍA AIMÉ CASTILLO PASTOR, hasta en eso ofreció mediación y acompañamiento, como ya lo ha hecho en otros casos.

No aparece fortuito, el que el también el octogenario dirigente de la sección 51 de los trabajadores de la salud en el estado, haya mandado un grupo de sus agremiados a manifestarse en Palacio de Gobierno,

ADOLFO SIERRA MEDINA, quien igual que ARNULFO, en algún momento estuvo echado en brazos del pan-cabcismo y luego resultó “morenista”, estuvo reclamando al unísono “violación a los derechos de los trabajadores”.

Las mamarrachadas de ese sujeto que se hace apodar El Choko -con “k” de Truko-, puestas en la Codhet son otra cosa, aunque pretendan validar aquello; OLIVIA LEMUS ya se sabe es parte de la banda de “Las Vacas Locas”, como este, y eventualmente aquellos.

Nada nuevo bajo el sol, en eso de manifestarse en el inicio de los procesos electorales.

La novedad es que esto ya cambió y si quieren ser candidatos o poner candidatos, deben ir o ponerse a trabajar llevando auxilio y apoyo a los sectores sociales, que son quienes van a definir candidaturas y elecciones, a ver si los convencen que son opción electoral.

Convenciendo, en Reynosa, ayer el alcalde CARLOS PEÑA ORTIZ presentó su segundo informe de gobierno municipal ante el pueblo y un muy selecto grupo de invitados especiales, quienes atestiguaron y aplaudieron los alcances de una gestión moderna, esforzada y con visión de futuro.

El récord en la inversión pública, el impulso a obras llamadas a resolver problemas históricos de la comuna, el aliento a mayores estadios de bienestar social mediante la especialización académica y la capacitación sobre empleos bien remunerados, el tránsito de la maquila a la industria, la exploración de nuevos nichos de oportunidad como el turismo, son solo algunos ejemplos del desdoblamiento de la administración local a favor de los sectores más necesitados.

Acciones de largo aliento que andan de la mano, con el apoyo del gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, a quienes corrieron aprecios y agradecimientos puntuales de CARLOS PEÑA y su pueblo.

Entre quienes acompañaron la comparecencia del Jefe edilicio, estuvo la diputada presidenta del Congreso Local, ÚRSULA PATRICIA SALAZAR MOJICA, con los diputados de los distritos de la plaza y otros venidos de fuera.

La representación personal del Ejecutivo corrió a cargo de la Secretaria de Finanzas del Estado.

Comentarios

MÁs Columnas

Incumplidos

Por Mauricio Zapata

Las tarifas de la justicia

Por Ma. Teresa Medina Marroquín

Más del Autor

Honor merece

Por José Inés Figueroa Vitela

La 65 legislatura

Por José Inés Figueroa Vitela

Una buena pregunta

Por José Inés Figueroa Vitela