marzo 3, 2024
Publicidad
José Inés Figueroa Vitela

Sal de mar

febrero 11, 2024 | 110 vistas

José Inés Figueroa Vitela

 

Dice el libro de la sabiduría que, para las pieles sensibles y dañadas, no hay nada mejor que un baño playero, donde la sal marina actuará como bálsamo curativo.

Quién sabe cómo anden de la dermis los aspirantes a la candidatura de Morena a la alcaldía capitalina, pero ayer salieron del restaurante Sal de Mar, escocidos en sus heridas, poniendo su mejor cara.

Al conocido centro culinario victorense, ubicado frente a la residencia oficial del gobernador, todos fueron convocados por el Delegado nacional del partido, MARIO LLERGO LATOURNERIE.

A saber, el diputado PEPE BRAÑA MOJICA, el doctor funcionario estatal de salud MARGGID RODRÍGUEZ AVENDAÑO, el alcalde local y el empresario, JORGE ”Tico” GARCÍA.

Con el Delegado, del bando partidista estuvieron la dirigente estatal de su instituto político, YURIDIA ITURBE, el del Verde MANUEL MUÑOZ y ARSENIO ORTEGA del Partido del Trabajo.

Sin dar el menor guiño o palmada, el enviado, paisano del tabasqueño fundador y líder del partido, a más Presidente de la República, a lo largo de casi dos horas los convenció de que lo importante en el aquí y ahora, es el proyecto enarbolado por la doctora CLAUDIA SHEINBAUM PARDO, que exige unidad y trabajo.

“De ahí va a venir todo”, sentenció, para dejar en claro que solo hay una candidatura disponible para la Presidencia Municipal y quienes no sean los nominados, deberán sumarse a quien sí lo sea

Se trata, se insistió, de sacar adelante el proyecto, los planes y programas que nacen de una mística superior a cualquier interés particular.

”Sí nos vamos a sumar”, respondieron uno a uno los aspirantes, cuando de salida del restaurante, tras las explicaciones del delegado, fueron interrogados al respecto por los representantes de los medios de comunicación, que pronto dieron con el lugar, cuando los mismos participantes se estuvieron tomando fotos y subiéndolas a las redes sociales.

Algunas respuestas no verbales, tenían qué ver más bien con la mirada perdida de sus pronunciantes, como considerando finalmente la posibilidad de no ser los elegidos, o las confirmaciones adhesivas, antes rechazadas, de quien ahora pudiera sentirse con la candidatura en la bolsa.

El develamiento del misterio sobre las nominaciones locales morenas ya no puede tener fechas, con tantas que se le han asignado e invariablemente cambiado.

Así que han de dejarse en calidad de “inminente”, con el apunte que la caducidad de tal “inminencia” será el último día considerado para el registro ante la autoridad electoral, el 20 de marzo.

Mientras el registro de los candidatos al Senado ante la autoridad electoral ya está programado, hablando de las candidaturas federales, se insiste que esta misma semana, entre hoy y mañana, dicen algunos, se estaría publicando quiénes irán por la vía uninominal a los ocho distritos tamaulipecos.

Los abanderados por la vía plurinominal habrán de cerrar el círculo, entre los proyectos del partido para cada una de las elecciones y la preeminencia de actores de trascendencia entre la nueva clase política morenista tamaulipeca.

El resultado de las encuestas que orientarán el parto de los montes, para efectos de la elección local, se guarda bajo siete llaves y así se mantendrá hasta que las presentaciones partidistas, ayer manifestadas en Victoria capital, recorran las principales concentraciones urbanas del Estado, animando las expresiones aquellas de unidad, más allá de la conclusión del proceso interno.

Hoy todos los caminos conducen a Reynosa con esa empresa; allá, como aquí, el escándalo y la controversia, han sido la constante animada desde las oposiciones, como único instrumento de propaganda política, a falta de oficio y talento.

El calendario, en Morena, se ha modificado y la anunciada visita de la candidata presidencial morenista a Nuevo Laredo el 18 de los corrientes se ha cancelado, sencillamente porque en esa fecha será cuando vaya a registrarse ante las autoridades electorales.

Los tamaulipecos y la capitalina, volverán a verse hasta el primero de marzo, precisamente para el arranque de la campaña presidencial, que ameritará una megaconcentración nacional en la plancha del Zócalo, frente a Palacio Nacional, a donde la paisanada, ya se anda organizando para ir y hacer acto de presencia.

Que no quede la menor duda de por dónde vamos.

Comentarios

MÁs Columnas

Más del Autor

Sorpresas que da la vida

Por José Inés Figueroa Vitela

Apenas empieza

Por José Inés Figueroa Vitela

Helado paleta

Por José Inés Figueroa Vitela