Exponen en redes sociales a PRIistas corruptos

El Partido Revolucionario Institucional vive una época de crisis. Después del éxito de la campaña de Enrique Peña Nieto, el partido tuvo una debacle electoral bastante fuerte. Perdió José Antonio Meade, perdieron las 9 gubernaturas en juego y quedaron como la quinta fuerza política de los congresos de México.

Esto sin duda alguna repercutió en los miembros del partido. Muchos quedaron totalmente humillados después de tal derrota a nivel nacional. Es por eso que algunos creen que hay que realizar una limpia total del partido, por lo que salió una iniciativa en las redes sociales para poder expulsar a esos malos elementos.

La iniciativa salida de Twitter

La cuenta de esta red social titulada @PRIinsumiso realizó una campaña electoral para limpiar el nombre del partido. En ella, se espera que se denunciaran a todos los priistas que no jugaron con el partido en las últimas elecciones.

A través del Hashtag #PriistaDenunciaATuTraidor, los miembros podrían exponer públicamente al traidor que permitió tal derrota electoral. Eso sí, había que mandar la evidencia de la traición para que sea válida, además de que debía de juntar 5 denuncias similares para poder publicarla en la página oficial.

Pero parece que a los priistas se les olvida que durante 6 años se cansaron de salir en actos de Corrupción. Las personas ya no les tienen confianza después de escándalos como el de Javier Duarte. Era obvio que un partido tan golpeado iba a caer lo suficiente como para terminar ampliamente derrotado, aún en sus bastiones electorales.

De hecho, la iniciativa del hashtag se llenó de comentarios muy similares al ‘’¿Por qué se denuncian todos?’’. Las personas estaban hartas del pequeño régimen de 6 años de Enrique Peña Nieto. Además, hay que recordar que hasta hace poco el PRI salió de Los Pinos después de un gobierno de poco más de 70 años.

¿Quiénes fueron los acusados?

El principal acusado por traición fue el ex presidente Enrique Peña Nieto. Los Priistas mencionaron que su figura provocó ‘’vergüenza’’. Los argumentos en contra del expresidente resultaron ser bastante reveladores. Por ejemplo, mencionó que pactó con AMLO su inmunidad a cambio de no entorpecer la elección. También mencionaron que él impulsó a Aurelio Nuño, un pésimo coordinador de campaña que jamás había realizado una elección.

Obviamente uno de los principales traidores iba a ser Javier Duarte. El gobernador le dio agua en lugar de quimioterapias. Los simpatizantes quedaron de acuerdo en que este hecho quebró la confianza total del Partido de la Revolución Institucional. Aunque obviamente la confianza en el partido estaba rota desde antes.

¿Están infundados estos comentarios?

Hay que decir que no es algo inventado, ya que Enrique Peña Nieto parecía que no quería ganar las elecciones. En primera, eligió un candidato ciudadano por primera vez en su historia. Esto quiere decir que las facciones priistas más viejas no lo apoyaron, como el Estado de México e Hidalgo.

También resultó ser bastante interesante cómo utilizó a la procuraduría general de la República para poder quitarle popularidad al candidato Ricardo Anaya. Justo la acusación de lavado de dinero no procedió y se archivó. Esto le quitó el impulso al candidato del PAN-PRD y nunca pudo alcanzar a Andrés Manuel López Obrador.

El caso de Duarte no requiere de un análisis tan preciso. Sus acciones hicieron retumbar al periodismo mundial, manchando completamente al PRI e incrementando la reputación negra del partido.

Actualmente se siguen viendo las denuncias de los Priistas, que le exigen a la líder, Claudia Ruiz Massieu, la reconstrucción total del partido, que quedó en ruinas después del Tsunami de Morena.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here