mayo 24, 2024
Publicidad
Felipe Martínez Chávez

La puñalada de ‘Tico’

marzo 19, 2024 | 165 vistas

Nadie lo invitó a la fiesta guinda pero, cuando se repartió el pastel de “huesos”, un avorazado Jorge “Tico” García hizo rabieta porque no le dieron tajada ¿la merece?

Sin talacha partidista, sin hacer “cola”, quiso tomar por asalto la candidatura de Morena a la alcaldía capitalina. Con la complicidad de ambiciosos de poder y dinero, por poco y se sale con la suya. Al final quedó en el lugar que le corresponde, el ridículo.

Debut y despedida como aprendiz de político. No es conocido ni está probado en las urnas. No tiene estructura ni para nombrar representantes de casilla y candidato, que no son pocos.

La quería peladita y en la boca, por Morena, de gorra, y se rajó como los poco machos para llevar la bandera del partido Verde, con lo cual demostraría que realmente es popular.

En Palacio sabían que es un filtrado, igual que de los negocios que hizo con los cabezones y en especial los Almaraz Smer a la sombra de la UAT

Después de desengañarse que no pudo darle atole con el dedo a la jerarquía morena, el jovenazo publicó que se “suma” a la causa de quien Seguiremos Haciendo Historia postule para la capital, sin mencionar al seleccionado.

Con él, Morena ganó un voto más, el personal, porque el de su familia está en duda y no representa organización alguna.

Navega con dos banderas, la propia y la de su esposa Verónica Capistrán González, dueña de una empresa constructora que hizo buenos negocios en la administración de Oscar Almaraz como alcalde. Hasta la integró a un llamado Consejo de Limpieza de la Ciudad.

Tiene fama de “lista” para los negocios. Estuvo a punto de engatuzar al alcalde Gattás con un contrato millonario, en 2023. En Palacio del 17 Hidalgo se dieron cuenta a tiempo, cuando ya era competencia y echaron reversa.

El señor García tiene doble cara. A veces nada de muertito y le hace al tlacuache.

Duró año y medio promocionándose en espectaculares y regalando cloro y desinfectantes, sin “destapar” sus aspiraciones. Luego se registró por Morena, al que no pertenecía.

Como cualquier abusivo, quería pescar en aguas revueltas. De escrúpulos ni hablar.

El 24 de febrero último, otro aventurero, Gilberto Avalos Martínez, se “sumó” a la causa “Tico” en pos de la candidatura (¿qué Ley lo autoriza?).

En su videíto el señor de la limpieza dice que “es tiempo de cerrar filas” y no dividir la transformación y avance de la capital, pero, con fecha 18 de marzo su amigo, fan e incondicional Avalos, después de renunciar a la “candidatura folio 135197”, presentó denuncia en el Trieltam reclamando derechos ciudadanos por la modificación al convenio de coalición Morena, Pt, Verde que excluye a Victoria.

¿De dónde vino la puñalada? Con seguridad usted amable lector, piensa lo mismo que yo.

Jorge dijo que impugnaría la exclusión para que el guinda lo apoye en su “madruguete” y lo registre como candidato. Luego dobló las manos y afirmó que se va con el ganador ¿qué otra opción le queda?

Sin embargo, el abogado Avalos pide al Tribunal lo mismo que el señor García: Anular la modificación a la cláusula séptima del convenio de coalición “Sigamos Haciendo Historia” porque, “ir solos produce un impacto en la competitividad de quien resulte ganador como candidato”.

El claro objetivo es obligar a Morena a seguir en alianza con Pt y Verde en apoyo al señor García, y que el Tribunal resuelva antes de la medianoche del 20 de marzo. Así lo piden los abogados.

Son los riesgos de abrir cancha a todo mundo. Se cuelan oportunistas que no quieren hacer cola.

Que le quede de experiencia y no vuelva a calentarse solo. Se aventó como al borras (a lo tonto) a una aventura sin destino, sin pedir el visto bueno del jefe político. No alcanzó a hacer pipinos como político.

Si fuera político le recordaríamos las palabras que pronunció “El Jumento” Zamorano Ayala cuando, en 2006, perdió por enésima vez una elección: “Hay que movernos rápido, sacudirnos las rodillas, pararnos, ver hacia adelante y caminar”. Sabios consejos.

Mr. Tico no alcanzó a sacudirse las rodillas porque nunca cayó, no llegó ni a precandidato. Lo suyo es hacer dinero. Que siga en eso.

Y precisamente cuando Claudia Sheinbaum hace gira por Tamaulipas, el medio más influyente de la contra, Grupo Reforma, publicó este martes que la abanderada de Seguiremos Haciendo Historia lleva una ventaja inalcanzable de 58 puntos sobre los 34 de Doña Xóchitl Gálvez.

Interpretando la encuesta del grupo editorial, la próxima presidenta de México será la ex jefa de Gobierno de la CDMX. La 4T seguirá en su “segundo piso”.

Comentarios