Exdiputados ¿trácalas?

0
124
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Claudia Vázquez.-

“Una raya más al tigre” aunque a los políticos parece no importarles, tal es el caso, de algunos diputados de la 64 legislatura local que pasaron a la historia como desleales, oportunistas, vendidos y hay quienes se han atrevido a calificarlos hasta como los peores representantes del pueblo.

Pero hoy, todo hace indicar que a los exlegisladores les adhieren un calificativo más: trácalas, pues aseguran que no fueron pocos los que hicieron uso de su poder, para disponer de dinero, bajo el argumento de labores de campo y gestiones en su distrito, pero se fueron sin comprobar el gasto, aunque no solo se trata de ex diputados sino también de ex funcionarios del Congreso del Estado, los que hicieron uso de ese recurso, en total 35 personajes adeudan la comprobación de ese presupuesto.

Según información difundida en medios oficiales, el adeudo por ese concepto supera los siete millones de pesos, sin embargo, no es lo único que encuentra la actual legislatura quien hoy convocará a rueda para dar los pormenores de la auditoria practicada al interior del poder legislativo.

Como suele suceder, no ha habido voz oficial que desmienta la situación, vaya ni siquiera el expresidente de la Junta de Coordinación Política, Gerardo Peña ha salido en defensa, aunque de alguna manera es entendible porque se especula que puede ser parte de los deudores.

Tiempo al tiempo, porque será cuestión de 30 días hábiles los que dispondrán para comprobar o devolver el dinero, de lo contrario se hará publica la lista de ex diputados y ex funcionarios que no puedan comprobar en que se gastaron el presupuesto del poder legislativo.

No cabe duda que la legislatura 64 será la más recordada por su desaseo, porque la verdad sea dicha, ni el PRI actuó como lo hicieron los panistas, aunque si se tendrá que reconocer que los diputados del tricolor, como es el caso de Florentino Sáenz Cobos, hoy flamante subsecretario de gobierno, iban de la mano.

El caso es que los hoy exdiputados se fueron con la hebra, acostumbrados a la protección y tolerancia del sistema, pero no contaban con la alternancia en el poder legislativo, lo que muy seguramente les obligará a comprobar o pagar sus gastos.

Esto claro, esperando que los diputados en su mayoría de Morena exijan cuentas y no vayan a entrar en una negociación.

Porque no hay que olvidar que al final del camino, todos son políticos.

LA ÚLTIMA

Los que no paran en su proselitismo agazapado, son los aspirantes de Morena a la candidatura por la gubernatura de Tamaulipas. Las calles de colonias y fraccionamientos de Victoria son recorridas por personas enfundadas en una casaca guinda que visitan todas las casas promoviendo la figura de José Ramón Gómez Leal.

El exsúper delegado mandó practicar una encuesta para saber cuántos tamaulipecos, en este caso victorenses, le conocen; y por si acaso no lo recuerdan, los encuestadores muestran su fotografía.

Algunas de las preguntas son: ¿ha escuchado el nombre de José Ramón o JR? ¿Sabe que fue coordinador de Bienestar Social? ¿Conoce a José Ramón o JR? ¿Usted votaría por él para que fuera candidato?

Las encargadas de esta tarea se conducen con mucha amabilidad y cercanía, con un manejo de promoción muy elaborado, de tal manera que, si no había escuchado hablar de JR, no sabía quién era, o no le conocía, en ese instante le hacen saber vida y obra del polémico Gómez Leal.

Claro, que Rodolfo González Valderrama tampoco se queda atrás, su equipo opera, pero a través de la telefonía celular, dando detalles al ciudadano en edad de votar, sobre las bondades y capacidades del aspirante a “candidato”.

Por su parte, los albiazules difunden de la misma forma que Valderrama, las acciones y avances del gobierno… claro; no con el mismo éxito y aunque dicen que nunca es tarde para promocionarse. La pregunta es, ¿Al PAN le alcanzará el tiempo para borrar el pasado?