La huella de Palacio de Gobierno (I)

0
317
Mauricio Zapata.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Cada gobernante ha dejado una huella o un estilo de trabajo en su administración que, pasado el tiempo, permanece en beneficio de la población.

Hay obras que siguen y que de alguna manera cambiaron la vida de miles de personas por su visión o por su trascendencia.

Hay también, desde luego, aquellas que sólo sirvieron para la presunción, para jalar algún voto o de relumbrón que para nada son útiles y que hay muchas en donde se tiró el dinero.

Hay de todo, pues. Los excelentes, los buenos, los regulares, los malos y hasta el último gobierno.

Sin embargo, me parece que podríamos hacer un alto en el camino y señalar lo bueno que han dejado algunos gobernantes.

Me referiré a lo bueno que han dejado aquellos que han gobernado Tamaulipas y que al verlas nos recuerdan su paso por la gubernatura.

En esta primera parte de dos que presentará Punto por Punto veremos la lista de 40 años a la fecha.

Es decir, para no irnos tan lejos, analizaremos a los últimos ocho gobernadores que ha tenido esta entidad.

Enrique Cárdenas González (1975-1981): Su programa “Revolución Verde” trajo consigo muchos beneficios para el sector campesino. También se le puede señalar como el impulsor del desarrollo de la capital: la Unidad Cívico Gubernamental fue obra suya y que vino a modernizar el sistema gubernamental y burocrático de la entidad.

Emilio Martínez Manautou (1981-1987): Como médico que fue, a él se le debe la modernización del sistema de salud de Tamaulipas. Construyó muchos hospitales y remodeló otro tanto. También las obras de carácter cultural fueron impulsadas por su administración, que si bien fue de las más grises, también dejó su legado a los tamaulipecos.

Américo Villarreal Guerra (1987-1993): Su magna obra fue el acueducto que va de la Presa Vicente Guerrero a Victoria; una obra que en su momento fue considerada de gran magnitud, hoy ya insuficiente por el crecimiento de la Capital, pero que, sin duda, vino a mejorar el sistema hidráulico del centro de Tamaulipas. Además, fue uno de los Gobernadores que más apoyó al deporte, hizo muchas obras en ese ámbito que hoy sigue disfrutando la población.

Manuel Cavazos Lerma (1993-1999): La obra carretera fue su legado. Amplió, modernizó y creó caminos importantes que desde entonces han favorecido el rubro de las comunicaciones. El sector rural también recibió mucho apoyo de su administración.

EN CINCO PALABRAS: ¿Pero qué necesidad, diputados morenistas?

PUNTO FINAL.- “La mona, aunque se vista de guinda, priista se queda”: Cirilo Stofenmacher.

Twitter: @Mauri_Zapata