Tam Energía, el ‘negocito’ caro de Francisco

0
262
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Felipe Martínez Chávez.-

La empresa Tam Energía Alianza fue creada como sociedad anónima por el gobierno cabecista con fecha 13 julio de 2017 (POE), en apariencia para generar y apoyar proyectos de energía renovables. Le fijaron como capital social 960 mil pesos.

Quedó protocolizada el 17 de julio ante la fe del notario Jorge Edgar Sánchez Vázquez, adscrito en la notaría número 187, Ciudad Victoria, cuya titular es María del Pilar Gómez Leal, de triste memoria a su paso por la alcaldía de Victoria, pariente del ex Gobernador innombrable.

Energía depende de la Comisión de Energía de Tamaulipas, creada por decreto por el propio Cabeza de Vaca el 17 de febrero del mismo año (POE), dizque para impulsar y regular la generación de energías en todas sus formas, incluso las mareas, corrientes marinas, yacimientos geotérmicos y otros.

Sin embargo, el trascendido es que se concretaron a un solo proyecto que la vox populi –reservaron los convenios a la información pública- adjudica a intereses personales del “cuadro chico” azul, como socios de empresas aerogeneradoras.

Tan es así que, cuando el gobierno de López Obrador decidió meter en cintura a tales sociedades, de Palacio de Gobierno respondieron como “toros banderillados” y promovieron amparos y controversias constitucionales.

La Comisión tiene su domicilio en la Capital Victoria, en tanto Energía en Reynosa, la que fue “segunda capital” de Tamaulipas durante el panismo ¿le suena?

Y casualmente también, fue designado como titular de la CE el joven Andrés Alejandro Fusco Clynes, presunto empleado de las empresas del ahora ex Gobernador, y su secretario técnico en el Senado en las comisiones que presidió. Digamos que era el mandadero.

Cuando aquel llegó a la gubernatura, el muchacho fungió como efímero representante del Gobierno panista en la Ciudad de México.

Fusco renunció intempestivamente a la Comisión a principios del 2020. Su lugar ocupado por un victorense, egresado del Tecnológico, ingeniero en Electrónica y Comunicaciones.

Un año después trascendió que el ex fue citado por la Fiscalía General de la República para responder sobre los denunciados pagos de corrupción a senadores, para que aprobaran la reforma energética de Enrique Peña Nieto.

Es un asunto en que el ex titular de Petróleos, Emilio Lozoya, involucra al ahora ex de Tamaulipas, lo cual es harina de otro costal.

El problema de los investigadores habría sido que no “encontraron” al jovenazo Ex-a-Tec, abogado por cierto, con lo cual surge otra pregunta ¿qué tanto conocía de energías?

La referencia dice que solo financiaron un proyecto de viabilidad, cuyo pago retardaron años y le quedaron a deber –todavía- al Instituto Mexicano del Petróleo del Gobierno de México.

Desde su creación (2017)  hasta el 30 de septiembre del 2022 se “chuparon” 66 millones de pesos de los pagaimpuetos tamaulipecos, pero no generaron un quinto de beneficio colectivo.

Como dice el adagio popular, “mamaron y dieron topes” con los recursos del erario y, en los dictámenes de don Jorge Espino Ascanio –Auditor Superior del Estado-, por poco y les construye un monumento por su “honradez”.

Con fecha 12 de diciembre del 2019 recibieron una factura por 4.9 millones de pesos girada por la empresa Desarrollo, Tecnología y Planeación, que no cubrieron.

Al año siguiente dividieron la factura en dos, para pagarla en dos años, es decir, dos ejercicios.

El concepto: Estudio de medición de potencial eólico de Tamaulipas, aunque se sabe que solo trabajaron en un espacio de Reynosa.

Al cierre de septiembre del 2022, al Instituto del Petróleo le quedaron a deber 750 mil varos que habían contratado desde 2019.

Según los panistas, el proyecto es de viabilidad para construir un gasoducto entre Los Ramones y Ciudad Victoria. Recibieron la factura el 12 de diciembre del 2019 y hasta la fecha.

Los nuevos funcionarios encontraron que en el “negocito caro” de Cabeza trabajaban 22 personas, que no había ningún vehículo.

No hicieron nada en bien de Tamaulipas, pero la disfrutaron. En la relación de gastos, por el tiempo que participó, Andrés reportó una relación de 33 viajes, algunos a Mc Allen y numerosos a la CDMX, aparte de colaboradores suyos como Ramón Farías Cárdenas y Kenia Garza Reyes.

La nueva administración no ha dicho qué va pasar con esta sociedad anónima que en 2020 “perdió” 14 millones y en el 2021 se deshizo de 13.6 millones sin que se apliquen responsabilidades.

Cambiando de canal, este miércoles hay sesión plenaria del Congreso del Estado. Luego de suspenderse por dos semanas consecutivas, la pregunta es ¿qué inventará ahora don Cachorro para que no se realice? Ya no le funcionará lo del artefacto explosivo ni el “desmayo” que sufrió en su curul.

Debe estar inventando algo ¿aterrizaje de ovnis? ¿acaso una toma “controlada” de las instalaciones?.

Lo más “delicado” para la sesión ya se dictaminó negativo: Citar al ahora ex secretario de Educación panista, Mario Gómez Monroy, para que explique por qué pagó 1.5 millones a 130 muertos.

Mídete Cachorro, no sea que la próxima resulte cierta y nadie te crea.