Profesión: Morena

0
149
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

José Inés Figueroa Vitela.

La humildad patrimonial nunca ha sido motivo de vergüenza, pero la humildad de corazón es causa de gran encomio, así como la grandeza intelectual jamás se ha soportado en títulos y más bien se mide en la honestidad y disposición de servicio.

Valgan tales máximas, para adentrarnos en la calidad convenenciera de algunos pretendidos actores políticos, cuyas luces, fama y fortuna descansan sobre la marca MORENA, a la que han exprimido a placer, sin soltarla, esperando sacarle más jugo.

Seguramente usted ya habrá encontrado más de un ejemplo de esa condición perversa, pero déjeme le platico de un caso ejemplar.

NANCY RUIZ MARTÍNEZ, según su currículum público, estudió la secundaria y se agenció un diploma de “carrera técnica comercial” en una academia particular de su natal Altamira, con el que 20 años después consiguió trabajo de cajera en una tienda.

Como “Experiencia Profesional”, en su currículum vitae, tras esa chamba, donde estuvo tres meses –de octubre del 2009 a enero del 2010-, solo se agrega el haber sido Presidenta Municipal de MORENA del 2013 al 2015 y Secretaria General del comité estatal del 2 mil 15 al 2 mil 21.

El año pasado, aquella logró “colarse” en la tercera posición de la lista de representación proporcional del partido, para el Congreso local, por lo que, habiendo ganado 16 escaños de mayoría, entre los cuatro plurinominales ella también pudo obtener escaño.

¿Quién es esa?, se preguntaban en el pueblo y lo siguen haciendo.

Se acabaron los tiempos de los salarios mínimos y el transporte público; la desconocida excajera “de academia”, de un día para otro brincó a las grandes ligas del top, en el ranking de los asalariados de este país.

En alrededor de cien mil pesos, que no habría sumado de empleada en una tienda, ni aunque hubiera trabajado varios años, ahora los percibiría, puntualmente, mes con mes.

La satisfacción, el orgullo, el respeto, el agradecimiento, la lealtad, el empeño, debieron llenarle el cuerpo, el alma y la piel.

Debieron, pero no fue así: lo primero que hizo tras cobrar su primer, rebosante y extraordinario cheque, fue ir por más, venderse a los contrarios y empezar a atacar a las personas, el proyecto y el instituto político que le abrieron la puerta a otro mundo, en el que pudo mantenerse, o seguir escalando, con una simple fórmula.

El trílogo partidista: no mentir, no robar, no traicionar.

Por los 30 denarios de plata entregó al maestro, a los apóstoles, a los discípulos, a la casa y a la casera.

Primero usó de excusa que “no le gustaba” el Coordinador de la bancada; cuando lo cambiaron, a la relevista la calificó de “pior”; en el proceso interno “tampoco le gustó” el candidato a gobernador y ahora que inició el proceso de elección de la dirigencia estatal del partido, igual se sumó a las pestes que los adversarios, sus Mecenas, enarbolaron.

¿Si no le gusta nada de MORENA –le pregunté en la última entrevista que dio en el Congreso-, por qué no renuncia a este partido y se va al que sí llene sus expectativas?

Aunque yo conocía la respuesta a esa pregunta, la que ella dio rebasó todas mis expectativas.

Dijo que pertenece a MORENA, porque ella hizo el partido con su dinero –ahora resulta que es rica de abolengo-, a ella le costó, ella lo fundó y por eso quiere quedarse “a luchar por él”.

Seguramente con todo lo que ha cobrado, en el Congreso y con los patrocinadores de sus votos y declaraciones en contra de “su partido” –sumando cifras millonarias-, todavía no se siente pagada.

Y como ella hay varias y varios, aquí, allá y acullá.

Anda tan desencanchada, con el ventrílocuo que le trae metida la mano en la espalda, moviéndole la quijada y el PAN llenándole la bolsa, que ya hasta le anda reclamando a la coordinadora de la bancada, el que vaya a ser la dirigente estatal del partido.

Es tan suyo el partido, que ni los estatutos conoce y tampoco toma nota de los sucesos importantes al interior.

ÚRSULA PATRICIA SALAZAR MUJICA no puede ser Presidenta del Partido porque los cargos públicos, en el gobierno o las representaciones populares, no son compatibles con las dirigencias y carteras partidistas.

Así lo establece el articulado interno y así se ha debatido de manera repetida en variados momentos de la historia del instituto político.

¿Estaría en el interés de la tampiqueña dejar las responsabilidades legislativas, ahora que su partido va a despachar en el Palacio de Gobierno, de donde, bajo el yugo panista han surgido todas las trabas para obstaculizar su ejercicio?

Es una pregunta que deben hacerse quienes andan en la idea, de que por ahí va el desenlace de la elección interna morenista… es de principiantes.

Para cerrar el tema de la aún diputada NANCY, vale recordar que su origen político fue como empleada menor del exalcalde priísta JUVENAL HERNÁNDEZ y la esposa de este, la exalcaldesa ya en calidad de panistas, ALMA LAURA AMPARÁN, no en MORENA, como se llena la boca en decirlo.

Fueron ellos los que la mandaron al partido del Presidente AMLO, de infiltrada y con esas inspiraciones, luego se acogió al frustrado aspirante a la gubernatura, HÉCTOR MARTÍN “El Guasón” GARZA GONZÁLEZ, prolongando esas vocaciones de voracidad y traición.

Siempre llevando detrás, como titiritero, a un sujeto patibulario, a la vez cobarde y corriente, llamado ERNESTO VILLANUEVA, engaña bobos, que se hace llamar licenciado e ingeniero químico, pero transpira ignorancia a más no poder.

La manda a proferir insultos y hacer retos violentos al prójimo, siempre escondido bajo sus faldas, para que no vayan a alcanzarle los reclamos.

Sus inmundicias, tienen un destino conocido.

El Gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA –corrijo-, no regresó a la capital del país, a mediados de semana, como publicamos en la anterior colaboración, sino que permaneció en Tamaulipas, atendiendo otros compromisos.

Allá va, en estos días, en efecto, para sostener otra jornada de encuentros con principalísimos actores de la vida pública nacional e internacional, como el secretario de Relaciones Exteriores, MARCELO EBRARD, pero está por confirmarse la agenda.

De los encuentros que ha estado sosteniendo a nivel local, con conocidos tamaulipecos, igual se siguen haciendo cuentas y repartiendo cargos sobre el equipo con el que iniciará su gestión gubernamental.

Del suegro de América –papá de GLORIA TREVI-, el arquitecto MANUEL TREVIÑO CANTÚ, con quien se reunió, en su casa, el miércoles por la tarde, no faltaron quienes quisieron verlo camino de ser nombrado Director del Instituto Tamaulipeco de Vivienda y Urbanización (ITAVU).

El abanico se abrió para la Secretaría de Salud, luego que con el perfilado Secretario, VICENTE JOEL HERNÁNDEZ, recibió a los también doctores JOSÉ ISABEL PERALES y JUAN GUILLERMO MANZUR, a quienes se les acomodaron otras subsecretarías.

Y hasta a VERÓNICA AGUIRRE, de quien escribió en redes sociales, “gran plática sostuve este día con nuestra amiga (…), una mujer comprometida con el trabajo comunitario y quien conoce las necesidades sociales de las familias que confían en la llegada de la 4T a Tamaulipas”, la metieron en esa danza.

En tratándose de una persona poco conocida en el oficio público estatal, por el texto, unos la pusieron camino del DIF o SEBIEN, pero no faltó quien advirtió que es con la única consejera electa del partido, con quien se ha reunido, y la semana próxima, elegirán de entre ese grupo a la dirigente estatal morenista.

Vaya usted a saber.