Exhiben la embestida ‘final’

0
213
Clemente Castro González.
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Clemente Castro González.-

La embestida del grupo panista, que se niega a dejar el poder en Tamaulipas, en contra del gobernador electo, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, y su familia, así como de personajes y autoridades del Morena, es cada vez más extrema y descarada, a escasos días de que se dé el relevo en el Ejecutivo estatal.

Por si algo faltaba en la lista de marrullerías e ilegalidades, ahora les dio por tratar de hacer detenciones arbitrarias para descarrilar la transición y evitar así que se haga efectiva la voluntad popular y se cumpla con la ley.

Apenas el martes acaban de tumbarle al PAN-Gobierno un montaje para incriminar al Doctor, y ya los hampones de la política y medios pusieron en marcha el siguiente paso del catálogo de maldades.

Por ello, hace bien VILLARREAL ANAYA en salir al paso y plantarse, a fin de deshacer el propósito “golpista” que todavía no se conjura, como pudo constatarse, dada la información que dio en rueda de prensa el Gobernador Electo.

En el complot estarían inmiscuidos magistrados del Tribunal Federal Electoral por no resolver con prontitud la validación de los comicios de junio, pese a que no hay elemento que pueda derivar en la “caída” de la elección.

Su participación en el entramado perverso consiste en aguantar a que el grupo cabecista aporte pruebas sobre irregularidades en los comicios, diferentes a las ya presentadas y que resultaron improcedentes. Y fue así debido a que no hubo datos contundentes, sino especulaciones.

En la fase actual y en su desesperación, les dio por sacar cables apócrifos con el sello de la justicia norteamericana para incriminar a VILLARREAL ANAYA por un supuesto vínculo con un grupo delincuencial. Eso tampoco les funcionó debido a que el propio embajador de los Estados Unidos de Norteamérica, KEN SALAZAR, negó que los documentos que se publicaron en medios hubieran salido de su país; es decir, se trata de papeles “piratas”.

De modo que a estas alturas y dadas las exhibidas a los que quieren echar abajo la elección, mal harían los integrantes del Tribunal Federal Electoral en dilatar un día más su “veredicto”. Porque cada hora que pase, de aquí hasta la fecha límite, continuarán incriminándose por ser parte del problema.

Los que también están bajo la lupa son los miembros de la Fiscalía estatal y los del Supremo Tribunal de Justicia.

Por lo pronto, el propio VILLARREAL ANAYA acaba de hacer la denuncia pública sobre la participación del juez de control, MIGUEL MORENO CASTILLO, en la maniobra orientada a “obsequiar” órdenes de aprehensión a los morenistas, entre ellos al Gobernador Electo.

En ese sentido, AMÉRICO dio a conocer que este juez que se reunió con el gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA fue traído para ejecutar la maniobra.

Entre los nombres que van en el paquete se cuenta al Presidente Municipal de Victoria, el ex alcalde de Nuevo Laredo, CARLOS ENRIQUE CANTUROSAS VILLARREAL, el dirigente del Partido Verde Ecologista de México en Tamaulipas, MANUEL MUÑOZ CANO, entre otros.

Cabe apuntar que durante su encuentro con los trabajadores de la información, AMÉRICO se mostró firme y dispuesto a enfrentar, de manera legal y política, a lo que está por brotar. En parte de su mensaje subrayó que contaba con el apoyo de su familia, de la dirigencia de Morena, de los tamaulipecos, del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y del secretario de Gobernación, ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ.

Cabe apuntar que, por la tarde de ayer, en un comunicado de un par de párrafos, el Gobierno estatal negó que se hayan solicitado órdenes de aprehensión en contra de VILLARREAL y de familiares o colaboradores.

Sin embargo, sí se reconoció que había órdenes de aprehensión que datan del 2018 y 2021, sin precisar en contra de quiénes.

Si fuera así, en lo que se refiere a AMÉRICO y familiares, lo más probable es que su rápida intervención, al sacar a la luz pública lo que sucedía, frenó la acción arbitraria e ilegal que estaba por hacerse efectiva.

A esto habrá que sumarle el respaldo presidencial en “La Mañanera”, donde LÓPEZ OBRADOR subrayó que VILLARREAL ANAYA era una persona honesta y que le daba gusto que hubiera ganado la gubernatura para llevar a cabo el cambio.

Veremos qué sucede este jueves, dado ese afán de retorcer la ley, un día sí y el otro también.

AL CIERRE

Si desde la Fiscalía se “empapela”, sin pruebas sólidas, a personajes de alto nivel, ¿qué puede esperarse de esa instancia, en materia de legalidad, si se trata del común mortal?

Más aún, si en el Poder Judicial hay jueces que actúan por consigna para emitir órdenes de aprehensión contra opositores al jefe político, ¿quién puede garantizar la imparcialidad al hacer justicia?

Son preguntas que tendrán que contestar, en base a hechos, los jerarcas que mandan en esas instancias del sistema de procuración y administración de justicia.