El rival más débil

0
100
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

PEÑA, SIGUE.- Aunque sus mismos correligionarios ya lo hacen fuera de la competencia por la candidatura del PAN a la gubernatura, el diputado federal, Gerardo Peña Flores, sigue haciendo su luchita.

Esta semana, el también exlegislador local logró colarse como vice coordinador de la bancada del PAN, lo que le permitirá aprovechar los reflectores que generará la discusión del paquete económico 2022.

Desde hace al menos dos años, GP hizo de la lucha por la justicia presupuestaria para Tamaulipas su bandera personal, por lo que seguramente tendrá condiciones para seguirle sacando jugo a ese tema.

Entre los panistas, Peña es definido como un hombre muy bien preparado, excelente orador e inteligente, aunque le falta humildad para empatizar con el electorado.

De hecho, es esta carencia de humildad o exceso de arrogancia, lo que parece haber definido sus derrotas en las urnas.

De llegar a ser el elegido, Peña tendría que trabajar mucho en ese asunto. Necesita ser más “raza”, dicen sus críticos.

RIVAL MÁS DÉBIL.- El otro aspirante a la candidatura panista por la gubernatura, Jesús Nader, sigue figurando como el rival más débil.

Mientras que Peña Flores y César, “El Truco”, Verástegui Ostos, trabajan, cada quien, a su modo, en todo el territorio tamaulipeco, el alcalde tampiqueño no sale del sur donde tiene su principal capital político.

Fuera de esa zona, Nader es un desconocido, por lo que si su aspiración es en serio tendrá que darse prisa en posicionarse más allá de Tampico, Madero y Altamira.

Hay quienes piensan que el edil porteño es el rival más débil de la competencia interna del PAN.

Dos asuntos lo hacen vulnerable política y mediáticamente: uno, de cuando fue delegado estatal del IMSS, allá por el 2010; y dos, la privatización que hará del parque urbano “Laguna del Carpintero”.

En los archivos periodísticos figuran aquellas acusaciones puntillosas que le hizo en su momento, José Julián Sacramento, por una serie de presuntas irregularidades al frente del IMSS.

Son temas viejos, que sin embargo podrían ser renovados. Basta recordar aquello de que, en política, como en el amor, todo se vale.

NADA PARA NADIE.- Luis René Cantú Galván, se sigue viendo inexperto y muy limitado en su papel de presidente estatal del PAN.

El pánico escénico lo rebasa en cada encuentro con los reporteros, y por ello se ve obligado a leer lo que quiere informar. Así le ocurrió ayer, al encabezar una conferencia de prensa para dar a conocer lo que llamo “encuentros ciudadanos”, para construir la plataforma electoral del PAN.

Al final, los periodistas desplazaron el tema central de la conferencia y lo cuestionaron sobre el asunto de la candidatura blanquiazul por la gubernatura. Soltó una obviedad: “el PAN no tiene candidato, todavía”. Ni modo que admitiera que las cosas ya están definidas en favor de “El Truco”.

Como quiera que sea, precisó que no acudirá al evento multitudinario del sábado, en el Polyforum Victoria, en apoyo a Verástegui.

Argumenta que es presidente de todos los panistas, por lo que no puede mostrar preferencia por uno solo.

MAKI, BYE.- Por cierto, Luis René Cantú aseguró que, Maki Ortiz Domínguez, ya no tiene cabida en el PAN.

“Maki, bye, bye”, dijo, al responder a un reportero acerca de la posibilidad de que, la exalcaldesa de Reynosa pueda ser candidata del PAN la gubernatura.

La realidad es que seguramente ni la misma Ortiz Domínguez buscaría cobijo en el PAN. El pleito que se trae con las jerarquías panistas es de esos llamados irreconciliables.

Doña Maki sabe que las posibilidades de ser candidata solo están en dos partidos: Morena y el Verde Ecologista. Sin embargo, solo el primero le daría reales posibilidades de ganar.

ASI ANDAN LAS COSAS.

[email protected]