‘Blindaje’ urgente

0
127
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Los esfuerzos institucionales han sido muchos, pero el fracaso ha sido mayor en la búsqueda de colocarle un dique a la intromisión del crimen organizado en los procesos electorales.

En entidades como la nuestra el fenómeno ha sido histórico. No es ningún secreto que, en municipios como Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo, y con mayor razón en la zona ribereña, la delincuencia es quien decide el resultado de las elecciones.

Existen sectores de la sociedad que reciben línea de la delincuencia hacia quien entrega su voto, lo cual termina siendo decisivo en los resultados.

Por otra parte, son bastante conocidas las historias de políticos que son financiados por personajes de dudosa reputación, para lograr encumbrarse en los cargos públicos.

Las autoridades dirán que no hay forma de probarlo, pero la evidencia contundente la tiene la misma sociedad. Esa es una realidad que ha estado y sigue estando vigente.

El tema resulta obligado de abordar porque Tamaulipas está en la víspera de un nuevo proceso electoral, en junio del 2022, para elegir al sustituto del panista, Francisco García Cabeza de Vaca.

Pero sobre todo porque ya hay indicios de que, desde ahora se ha comenzado a infiltrar dinero sucio en la contienda interna de los partidos políticos.

La reciente ejecución, en San Pedro Garza García, Nuevo León, del empresario reynosense Sergio Carmona, vino a avivar esa sospecha.

Hace apenas unos días, Carmona fue noticia nacional al filtrarse información de que financió campañas políticas de algunos políticos de Morena, entre ellos del alcalde victorense, Eduardo Gattás Báez, y del diputado federal, Erasmo González Robledo.

De hecho, Gattás maneja una camioneta de lujo, y blindada, a nombre de una empresa de la que Carmona era copropietario con sus hermanos. El edil argumenta que fue una compra-venta entre particulares, y alegó que no está obligado a probarlo, aunque se equivoca porque como servidor público debe rendir cuentas a sus gobernados.

Pero independientemente de ello, lo que resulta una obviedad es la urgencia de que se retomen los esfuerzos por reforzar los “candados” legales que permitan construir un “blindaje” contra el dinero sucio.

Con una legislatura local que está iniciando su ejercicio, el momento es oportuno para dar ese paso.

Al respecto, el diputado local de Morena y presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Marco Antonio Gallegos, admitió la necesidad de legislar en ese tema.

Reconoce que el financiamiento de campañas políticas con dinero de origen sospechoso, es un problema que debe ser abordado tanto por el Poder Legislativo como por las instancias electorales.

Esperemos que todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso del Estado se pongan de acuerdo y trabajen en ello. Esos son los temas en que realmente deberían aplicarse.

EL RESTO

LA DEJÓ IR.- El diputado, Luis René Cantú Galván, se sigue viendo tibio en su papel de dirigente estatal y coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado. Ni parece encabezar una bancada opositora.

Este martes, los reporteros le pusieron el “balón” a modo para que enderezara una crítica a Morena, por el vínculo de algunos de sus personajes con el empresario reynosense, Sergio Carmona, ejecutado en Nuevo León, pero prefirió sacarle la vuelta al tema.

Argumentó que no conoce el asunto. Que solo ha leído algunas notas, y que por lo tanto no podía opinar.

Queda claro: al PAN le falta líder.

ASI ANDAN LAS COSAS.

[email protected]