El poder de la manipulación

0
152
Mauricio Zapata.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Según Chomsky, hay siete puntos para la manipulación en general de la gente que gobierna.

Son siete puntos importantes que les dejamos en este texto para que usted, amable lector, los lea, analice y reflexione, sobre todo de lo que estamos viviendo a nivel nacional.

Son siete puntos que coinciden con la política que vivimos desde hace poco más de tres años.

1.- Distracción: Buscar elementos, frases, discursos, acciones premeditadas y calculadas para distraernos y debatir sobre eso, y no sobre los verdaderos problemas que nos aquejan.

2.- Crear problemas para luego solucionarlos: Es muy común, y lo vemos también con instancias locales; es decir, crear ellos mismos algunos problemas, algunos hasta caóticos, para después ellos mismos resolver y quedar como los héroes.

3.- Diferir: Es muy común distraer el discurso y el mensaje haciéndose las víctimas con los cuestionamientos y/o la crítica para hacerlos ver mal, victimizarse y crear villanos imaginarios. Villanos que pretenden, según ellos, descarrilar el rumbo y el trabajo que vienen haciendo las autoridades.

4.- Dirigirse al público de manera infantil: ¿Les suena un (por ejemplo) “me canso ganso”; “fuchi, caca”; “miel con poco limón porque está caro”, etcétera?

5.- Usar el aspecto emocional por encima del reflexivo: Decir que los quieren mucho, y que son los otros los que los odian. Generar el discurso polarizador y defenderlos de esos villanos imaginarios.

6.- Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad: Aspiracioncitas; los fifís son malos; pueblo bueno (pero sigan siendo pueblo); no sean materialistas. Son ejemplos nada más.

7.- Culpar a alguien más de los errores: Bueno, de este último punto hay variadísimos ejemplos por mencionar. Y eso lo hemos visto mucho en las nuevas administraciones que llegan a los estados y a los municipios, incluso, a las curules. Desde luego, lo vemos a nivel nacional.

Estos siete puntos se siguen al pie de la letra, y cualquier similitud con lo que quieran ejemplificar, ¿es coincidencia?

No nos dejemos llevar. No nos dejemos manipular. Hay que fortalecer el librepensamiento, ¿no?

EN CINCO PALABRAS.- Y en elecciones son peor.

PUNTO FINAL.- “Se creen increíbles, pero no son ni creíbles”: Cirilo Stofenmacher.

Twitter: @Mauri_Zapata